lunes, 20 de enero de 2014

Paciencia

El tiempo que queda es poco, 
y el tiempo que queda vuela.

El día es cansado para quien no sueña, 
para quien sólo piensa en tan solo pensar. 

¡Qué difícil es la vida de aquel que no cesa de preocuparse!

¿Qué tanto es demasiado esperar por una cena?
¿Qué tanto es demasiado esperar?
¿Qué tanto es?
¿Qué tanto?
¿Qué?

Espera.  

Observa la luna. 
Como ella, ninguna.
Siempre se alista sin ir a prisa.

¿Por qué habría de correr?

Con calma se pinta cada día el cielo llenando todo de cálida poesía. Amanecer, atardecer. Mucho qué aprender. 

Todo llega en el punto exacto. 
Tan sólo espera, siéntate un rato. 
Disfruta el momento, ahora es cuando.

Respira. 
Descansa. 

¡Dulces sueños con sabor a desvelos! 
Que mañana la paciencia nos traerá un nuevo encanto.



Fotografía por: Alex Espinosa