viernes, 28 de febrero de 2014

Al llegar la calma

Se va la luz por el resto día. ¿Nos iluminará la luna ésta noche?

Impredecible.

Escucho crujir el viento sobre el techo, su prisa se lleva las ramas secas. 

Lo que se inunda, sobreabunda. De eso no hay duda. 

¡Qué buena despedida la de éste febrero! 

Imperdible.

La lluvia nos acompaña con muy buena música, es un espectáculo que nos mantiene atentos, nos mantiene muy cerca de la ventana. 

Con dinámicas y ritmos nos sorprende, como para estar despiertos hasta que venga la madrugada. 

Nos invita a abrir los ojos y disfrutar del momento.

Un poco de café fuerte llena ésta taza vespertina, así nos hace estar a mano con éste intenso clima. 

El tiempo que se lleva lo que dejó la tarde traerá con la perfecta naturaleza millones de sorpresas al llegar la calma con la renovada primavera.

Impresionante.



Fotografía por: Alex Espinosa