jueves, 20 de febrero de 2014

El umbral del viento

Las buenas anécdotas esperan su temporada. 
Las nuevas canciones, también.

Memorias en sintonía, aquí de nuevo en armonía.  

Historias compartidas junto a una sala de espera, junto a la orilla de un mar de lágrimas de sentimientos encontrados que habla de las tantas visitas postergadas de ideas congeladas. 
Qué regalo.

Todo pasa al mismo tiempo. 
Pasamos en el tiempo.
Navegamos en otro vuelo, uno más colorido que el de ayer. 
Sólo basta vivir. 
Basta suceder.

Basta disfrutar de la plácida noche estrellada que enternece incluso la fuerte mirada. 
Que pone en movimiento las viejas ilusiones y convierte las visiones en claros despertares. 

Deja recuperar tu aliento con el suave arrullo de las conversaciones menos esperadas y más anheladas. 
Deja descansar tu silencio en las certezas, que tus dudas busquen respuestas en el umbral del viento. 
Deja sentir como el desapego suelta el dulce encierro. 

Atrapa del mundo su máximo esplendor. 
Vé que aún tenemos tiempo. 
Aún estamos junto al sol.

Las buenas canciones esperan su temporada. 
Las nuevas anécdotas también esperan ser contadas.

Vé que aún es tiempo. 
Aún hay luz. 
Aún somos.



Fotografía por: Alex Espinosa