martes, 18 de marzo de 2014

Contexto

Cada minuto se crea un encuentro nuevo, todo depende del contexto. 

Comenzar a escribir es tan sólo un pretexto para que la imaginación descubra hasta dónde es posible llegar y también para darnos cuenta que muchas veces conseguimos expresarnos mejor de ésta forma que simplemente entablando una conversación. 
Pero todo depende de lo que pretendamos escuchar, si nuestra propia voz o una voz que tenga propiedad. 

Vivimos minuto a minuto sin pensar que cada minuto forma nuestra vida entera. 

El pretexto también es un encuentro en el contexto correcto.



Fotografía: Alex Espinosa