miércoles, 19 de marzo de 2014

Decidió buscarme

Siempre busco motivación para cada día, pero hoy la motivación sencillamente decidió buscarme. 

Me recordó algo importante: Que nuestra sonrisa tan sólo depende de la fuerte convicción de que algo maravilloso está por suceder, y que la vida sin lugar a dudas, es un milagro. 

Encantadora verdad que me ha puesto a pensar en qué caso tiene tomarme tan en serio los simples malos ratos que llevan a perder un tiempo que jamás volverá. 

Todo dura nada. Pero la nada, a veces lo es todo. Y cuando no encontramos el camino, es preciso detenerse. Tal vez algo maravilloso nos esté buscando. Quizá sea una sonrisa, quizá sea la motivación, quizás sean ambas transformadas en canción. 
Una canción tan bella como la flor que brilla bajo la sonrisa. 

De vez en cuando deberíamos dejarnos sorprender por quiénes desean sinceramente encontrarnos. 



Fotografía: Alex Espinosa