martes, 25 de marzo de 2014

Estamos de paso

Necesitamos seguir conectando nuestros sentidos y afinarlos en un sólo palpitar. Somos un todo, y es por eso que nada se encuentra separado de su lugar. 
En éste rompecabezas que muchas veces creemos haber desamparado, lo único que se necesita es un poco de atención. 
Y ¿por qué no? también una pizca de amor. 

Irónicamente, las conexiones se hacen cada vez más fuertes cuando aprendemos a soltar. 
Lo que escuchamos no siempre es lo que decimos, pero con práctica podremos lograr decir lo que escuchamos desde nuestro interior.

Sé que estamos de paso. Pero también sé que nuestra voz perdurará por siempre. Así que, sigamos respirando para dejar nuestro sonido en el tiempo resonando. 



Fotografía: Alex Espinosa