domingo, 30 de marzo de 2014

Luna nueva

Por alguna extraña razón buscamos estar en contacto con la naturaleza, algo en nuestro interior se conecta junto al fuerte viento del exterior. Al acercarnos, nos cuenta de sus ideales milenarios, dice que todo es efímero y que sólo el amor y el alma es permanente. Nosotros escuchamos atentamente y nos perdemos en su inmensidad. 

Por alguna extraña razón buscamos respuestas en el campo, en el desierto, en la nieve, en el bosque, en el mar. 
Buscamos resonar nuestra voz allá afuera en el eco junto a la montaña porque percibir nuestra propia voz nos da fuerza. Escucharla, nos permite mantenerla viva. 

Por alguna extraña razón es en el silencio y en la quietud donde más audible son nuestros pensamientos, dónde entendemos el por qué de tantos sentimientos. 
Creamos en los sueños que nos hacen despertar, despertemos sueños que nos hagan creer y crear. 

Si nuestros sueños son nuestro mapa. ¿Hasta donde llegaremos? 
Iniciemos éste nuevo viaje con ésta luna nueva. Que sea ella quién nos acompañe para iluminar nuestra siguiente ruta. 





Fotografía: Alex Espinosa