viernes, 21 de marzo de 2014

Volvemos a decir adiós

Un par de sonidos entrelazan la tarde, cada uno llena el espacio de encanto para recibir la llegada de la primavera. 
De nuevo veintiuno de marzo, no cabe duda que los tiempos vuelan.

Más de uno ya esperaba con ansias el cambio de estación, tal vez porque aún tenemos la ilusión de que el viento por fin estará a nuestro favor y traerá junto al girar de dirección lo que por tiempo le habíamos confiado en secreto.

Cada cambio es una oportunidad para un sincero despertar.
No es extraño el sentimiento porque siempre es perfecto el movimiento, somos llevados por el momento.

Que no nos sorprenda el próximo parpadeo, puede ser que quizá ya estemos de nuevo en primavera. 

Mientras tanto, volvemos a decir adiós al invierno. 



Fotografía por: Alex Espinosa