domingo, 27 de abril de 2014

117 días de música & un ensamble de ukeleles al atardecer

La música es ése ser universal que toma vida cada vez que le escuchamos, cada día nos muestra que estamos perdidos sin ella. 
Crear un sueño se dice fácil, mantenerlo latiendo es y será una de las más grandes hazañas del ser humano. 
Estamos siempre pensando si nos detenemos o continuamos, si vale la pena o mejor ya nos olvidamos, si estamos exhaustos o llenos de energía. La verdad es que es casi imposible descifrarnos del todo, y creo que jamás llegaremos a entendernos por completo; lo que sí es que nos podemos acercar un poco más el uno con el otro a través del arte, unimos al mundo con lo más honesto y extraordinario. Viene de fuera, viene de dentro, viene de todo lo que llamamos centro. Es ahí donde percibimos que somos iguales, que somos espejo y el reflejo. Miremos más allá del intelecto, entonces sabremos que la música nos hace crecer de nuevo.

Creo que los sueños compartidos son siempre bien recibidos, y éste no ha sido la excepción. El sueño de iniciar un ensamble de ukeleles formado por mis grandes alumnos amigos hacen que la vida sea gratificante. Si la música está de nuestro lado, los sueños también nos acompañarán. 

Les presento el primer ensamble de ukeleles de la ciudad y aquí el enlace para ver/escuchar: "Nantes" de Beirut .



Fotografía: Alex Espinosa