jueves, 31 de julio de 2014

La velocidad de la luz

Un nuevo mes nos da la bienvenida, éste agosto será maravilloso. 

Se avecinan los viajes, se avecinan los cambios, se avecinan mudanzas y nuevos espacios. Nos acompaña la certeza que ilumina el camino, nos invadirá la destreza para escoger el mejor sentido. 

Los días y las noches pasarán volando, así que habrá que disfrutarlo todo al máximo. 

Cuatro meses más y estaremos despidiendo el año; y junto a eso, el momento de finalizar éste blog.  ¡Qué rápido, ya pasó! 
Buenos aprendizajes, infinitas experiencias. Pero mientras tanto, aquí seguimos relatando vivencias. 


A pasos agigantados vamos, a la velocidad de la luz transitamos con nuestro pensar, nuestro habitar. 
Todo pasa, incluso estamos de paso. Es efímera la vida, pero qué bello sigue siendo aún respirar.


Fotografía: Alex Espinosa