sábado, 20 de septiembre de 2014

Lo entiendo perfectamente

Los días se mueven rápido. 
Sí, definitivamente. 
Aún así, el idioma universal habla despacio, como en cámara lenta, al oído. 
Entiendo todo con calma, disfruto el proceso de cambio y mi nuevo proceso creativo. 
Sí, definitivamente.

Ésta vez encuentro espacios entre las líneas y puedo ver como hay silencio entre cada una. ¡Que nueva sensación! Me agrada.

Tengo días viviendo en el recuerdo y otros en el futuro lejano y aunque en el presente encuentro maravillas, éste sentimiento me hace volar de nuevo. Me intriga. 

Pareciera que el antiguo sonido ha vuelto para hacerme recordar lo que había olvidado. Y ahora, lo entiendo perfectamente. 


Fotografía: Alex Espinosa

domingo, 14 de septiembre de 2014

Han pasado tres semanas

Han pasado tres semanas y mi corazón sigue latiendo como desde aquél día que tomé ése avión en dirección a mi sueños e ideales pendientes. 

Estoy muy feliz de estar de nuevo en casa. Junto a mi mente saltarina sigo dando brincos de un pensamiento a otro, recordando y volviendo a disfrutar de los días que han transcurrido. 
Supongo que es válido; supongo que es normal seguir soñando dormida y despierta.

Toda experiencia es única, sintamos cada una de manera única.

¡Buen café para un buen domingo! 

Ya escribiré de los días pasados. 



















Fotografía: Alex Espinosa